En primer lugar, hay que valorar los términos  del contrato de arrendamiento que suscribieron las partes, pues de esta forma, sabremos si se ha hecho alguna referencia expresa que nos aclare a quién corresponde la obligación de pintar la vivienda.

Por tanto, habrá que valorar si contractualmente el arrendador, o bien el arrendatario, se han obligado expresamente a pintar la vivienda.

Teniendo en cuenta que, una vez que se ha asumido el compromiso de sufragar el gasto de pintar la vivienda, al finalizar el contrato no podrán eximirse de dicha obligación.

Por tal razón, aconsejamos que te asesores debidamente y, en consecuencia, hagas un contrato de arrendamiento que se adapte a tus necesidades, con el fin de evitar discrepancias no deseadas.

Por ello, si quieres redactar un contrato de arrendamiento completo y ajustado a tus concretas circunstancias contacta con ANTÓN ABOGADOS. Llamando al 965 13 32 38.

Pero, si en las cláusulas del contrato de arrendamiento no se ha hecho referencia alguna sobre quién ha de sufragar el gasto de pintura de la vivienda arrendada, en ese caso, ¿quién ha de asumir dicho gasto?

En tales casos, lo que debe quedar claro es el origen o causa determinante de los deterioros o desperfectos que han dado lugar a la necesidad de pintar la vivienda arrendada.

Así es, pues si se prueba que esos desperfectos son debidos a una mala actuación o a un mal uso de la cosa arrendada, o por la negligencia del arrendatario, en tales casos, será éste último el que ha de responder a su pago.

 En cambio, el arrendador tendrá la obligación de sufragar el gasto de pintar la vivienda, si el arrendatario prueba que, los deterioros que presenta la vivienda se han producido:

  • Sin culpa suya,
  • Por la acción del tiempo o
  • por causa inevitable

La primera respuesta que debes aclarar es  qué tipo de alquiler de piso necesitas, pues dependiendo del contrato que sea, tendrá unas características distintas y estará sometido a unas normas determinadas.

En el supuesto de que hayas alquilado un piso a estudiantes, debes saber que se trata de un arrendamiento de uso distinto al de vivienda y, por tanto, estamos ante un contrato de arrendamiento de temporada.

Lo aconsejable es que todos los estudiantes firmen el contrato para garantizar que, todos ellos, van a ser responsables de los efectos que pueda generar dicho contrato.

En este tipo de contrato, ¿hay que depositar fianza?

Dado que estamos ante un arrendamiento para uso distinto del de vivienda, en tales casos, los arrendatarios, a la hora de celebrar el contrato tendrán que prestar fianza en metálico en cantidad equivalente a dos mensualidades de renta.

 ¿Es obligatorio el certificado de eficacia energética?

Para poder contestar a esta pregunta debemos apoyarnos en el Real Decreto 654/2017, de 2 de junio por el que se aprueba el procedimiento básico para la certificación de la eficiencia energética de los edificios, concretamente, en su artículo 2,  nos señala aquellos supuestos que quedan excluidos.

Por tanto,  el certificado energético no será obligatorio para aquellas viviendas que cuenten con una superficie útil total inferior a 50 m2, o bien, aquellas cuyo uso sea inferior a 4 meses al año.

En el resto de supuestos, en los que resulte obligatorio el certificado de eficacia energética, el arrendador ha de advertir en el contrato que contiene el mismo y proporcionará una copia al arrendatario.

Has alquilado un piso a estudiantes y se te plantean más dudas. Ponte en contacto con ANTÓN ABOGADOS. Llama al 965 13 32 38 para obtener la respuesta adecuada a tu problema, de una manera eficaz y rápida.