En principio, si has contratado con una aerolínea un vuelo que ha sufrido un retraso, igual o superior a tres horas, podrías invocar el derecho a ser compensado económicamente.

      No obstante, debes ser consciente que, para obtener una solución acorde a tus concretas circunstancias, sería aconsejable ponerte en contacto de un abogado especialista, y de esa forma, obtener una respuesta ajustada a tu problema

 ¿Qué documentación necesitaría para reclamar dicha indemnización?

Al respecto, ANTÓN ABOGADOS, considera que, en tales casos, sería conveniente recopilar toda la documentación relativa a la compra del vuelo.

Entre otros documentos, podemos destacar los siguientes:

Esta imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es screen.jpg
  • La confirmación de la reserva y las tarjetas de embarque.
  • Una fotografía que contemple las pantallas que constan la información de los vuelos con retrasos.
  • Toda la documentación que permita acreditar el perjuicio que te ha ocasionado dicha pérdida de tiempo.

¿Qué debo realizar para solicitar mi derecho a ser compensado económicamente?

Ante todo, debes adoptar una postura inteligente ante tu reclamación, para ello, lo más acertado sería agotar la vía extrajudicial antes de optar por la vía judicial.

Contacta con ANTÓN ABOGADOS, llamando al 965 13 32 38 para gestionar, de una  forma personalizada, tu reclamación.

¿Qué tengo que hacer para que prospere mi reclamación por producto defectuoso?

En primer lugar, habrá que determinar si tienes o no la condición de consumidor.

Una vez, que hayas comprobado que entras en la consideración de consumidor, tendrás que probar, en calidad de consumidor/perjudicado los siguientes extremos:

  • La adquisición del producto,
  • La fecha de entrega del mismo, para valorar si ha transcurrido el plazo de 2 años de garantía desde la entrega del producto,
  • El defecto que tiene el producto y
  • La relación de causalidad entre el defecto y el daño causado.

¿Qué derechos tendría en calidad de consumidor?

De acuerdo con la normativa vigente, tendrías derecho a optar entre diferentes opciones, tales como:

  • La reparación del producto
  • Su sustitución,
  • Una rebaja en el precio o
  • La resolución del contrato.

Al respecto, debes saber que, en aquellos supuestos en los que la reparación no sea posible, podrás exigir la sustitución del bien o la devolución del precio. Sin olvidar que, la sustitución del bien no podrá exigirse cuando:

  • Se trate de bienes no fungibles y
  • bienes de segunda mano.

¿De qué plazos dispongo para ejercitar mis derechos?

La respuesta va a depender del tipo de producto que hayas adquirido, pues para los productos nuevos se contemplaun plazo general de 2 años desde la entrega.

En cambio, se podrá establecer un plazo de garantía inferior para los productos de segundo mano, que no podrá ser inferior a un año y ser impuesto al consumidor.

Llama al 965 13 32 38 y ponte en contacto con ANTÓN ABOGADOS y un especialista en la materia  podrá contemplar las circunstancias y necesidades que concurren en tu caso, para dar una respuesta adecuada a tu problema.

Si mi hijo lanza piedras a una farola y la rompe ¿qué consecuencias puede tener?

Si se prueba que, efectivamente, tu hijo se encontraba en el lugar y el momento de producirse los hechos y que fue él  quien rompió los cristales (acto voluntario) responderás del daño que haya causado tu hijo como responsable directo y en nombre y representación de tu hijo.

Por tanto, tendrás que abonar la indemnización como consecuencia de los daños materiales, que reclamen.

¿Existe alguna excepción que exonere la responsabilidad de los progenitores respecto a dichos daños?

Debes saber que, el Tribunal Supremo ha manifestado que  “..Los progenitores podrán exonerarse de dicha responsabilidad cuando demuestren que “…respecto a los hechos dañosos de sus hijos, adoptaron todas aquellas medidas necesarias, oportunas y adecuadas para evitar el daño…”

Del mismo modo, El Tribunal Supremo viene afirmando que la responsabilidad de los padres cesará y, por tanto, el pronunciamiento será absolutorio, «..si dicho daño que se ha producido ha sido debido a un fatal accidente…» (Caso fortuito)

Pero, si los padres no estaban en el lugar de los hechos, ¿Responderán, igualmente, de los actos cometidos por sus hijos?

En efecto, los padres van a responder aunque no estén presentes en el momento de ser cometido el hecho por sus hijos, salvo que los menores en ese momento  se encontraran bajo el control o vigilancia del profesorado del Centro escolar.

Como ves, no hay un caso igual, todo va a depender de las concretas circunstancias de cada caso particular. De ahí que, sea fundamental contactar con un abogado especialista en la materia que pueda analizar todas las circunstancias que concurren en tu caso para ofrecer la mejor solución a tu problema.

Llama al 965 13 32 38 y contacta con Antón Abogados, son especialista en la defensa de menores desde hace 33 años.

La respuesta es afirmativa, ya que es posible que se declare de oficio el carácter abusivo de una cláusula contractual cuando una de las partes contratantes resulta ser un consumidor.

 ¿Qué instrumentos tenemos para denunciar una cláusula abusiva en un proceso ejecutivo hipotecario?

En aquellos supuestos en los que has sido demandado en un proceso ejecutivo hipotecario a instancia de una entidad bancaria, puedes denunciar la existencia de cláusulas abusivas en el contrato objeto de ejecución durante la tramitación del mismo y, a partir de ese momento, el Juez de oficio, podrá revisar su contenido.

¿Qué cláusulas abusivas se pueden decretar de oficio durante la ejecución hipotecaria?

Se podrán decretar de oficio por el Juzgador aquellas cláusulas que se refieren a los intereses de demora, cuando el tipo de interés fijado sea perjudicial para el consumidor al resultar su incremento superior a dos puntos porcentuales con respecto del interés remuneratorio pactado, y en otros supuestos, sin que ni siquiera se limite al alza, contraviniendo en su conjunto las exigencias de la buena fe.

En cuanto a las cláusulas abusivas relativas a la cláusula de indemnización por rescisión, igualmente, podrán decretarse de oficio, al suponer las mismas una doble penalización y fijar una indemnización desproporcionadamente alta, dado en muchas ocasiones la cuantía del préstamo y del capital que pueda quedar pendiente.

Se trata de una materia compleja que sólo los expertos en la materia pueden asesorarte con un buen criterio. Llama al 965 13 32 38 y ponte en contacto con ANTÓN ABOGADOS para encontrar una solución personalizada a tu problema.

 

A continuación, vamos a responder a una serie de preguntas que quizás te pueden servir para aclarar  las dudas que surgen respecto al premio obtenido en la Lotería Nacional, la Bonoloto, la Primitiva, el Euromillones, el Gordo, o cualquier bote en el que hayas participado. No obstante, puedes llamar al 965 13 32 38 y pedir una cita para obtener un asesoramiento completo y personalizado a tus circunstancias.

PREGUNTAS FRECUENTES:

¿Quién puede cobrar el premio de la lotería?

 Podrá cobrar el premio, la persona que acredite la adquisición del décimo premiado y la tenencia legítima del mismo, es decir, para cobrar la cuantía del premio de la lotería tendrás que acreditar la titularidad exclusiva del boleto premiado.

¿Cuánto tiempo tengo para poder cobrar el décimo premiado?

Tan sólo dispondrás de 3 meses para poder cobrar el premio. Si transcurre ese plazo, sin alegar causa alguna que justifique ese descuido no tendrás derecho a percibir el premio.

Estoy casado bajo el régimen económico matrimonial de gananciales y me ha tocado el premio de la lotería, en el caso de separarme/divorciarme ¿Quién tendría derecho a quedarse con dicho importe?

En estos supuestos, es muy importante prestar atención a la fecha en la que se percibió el premio de la lotería, ya que los efectos serán distintos si la sociedad de gananciales estaba vigente o no  cuando se compró dicho décimo.

En efecto, si el premio de lotería se compró y se cobró cuando la  sociedad de gananciales se encontraba vigente, se habrá de incluir en el activo ganancial, dado que en nuestro Código Civil, existe una norma expresa que se encarga de la naturaleza de las ganancias del juego, concretamente, nos estamos refiriendo al artículo 1351 de nuestro Código Civil, según el cual “las ganancias obtenidas por cualquiera de los cónyuges en el juego pertenecerán a la sociedad de gananciales”. 

¿Sucedería lo mismo, en el supuesto de estar casado y  haber otorgado capitulaciones matrimoniales pactando como régimen el de separación de bienes? De no ser así,  ¿Quién tendría derecho al premio si ambas partes se atribuyen la propiedad del mismo?

En este supuesto, habrá que prestar atención a quién compró el décimo premiado, pues aquél que acredite que compró el boleto será quien esté legitimado para cobrar el mismo.

Sin embargo, si se prueba que ambos cónyuges han contribuido económicamente en la adquisición del décimo premiado, y además, existen otros datos que confirman dicho extremo, como acudir a la entidad bancaria y depositar su importe a nombre de ambos, en tales casos, serían los dos los que estarían legitimados para cobrarlo en la proporción en la que hayan participado, salvo que se acrediten otras circunstancias que revelen otra interpretación.

¿Las parejas de hecho pueden reclamar la mitad del premio obtenido con la lotería/boletos?

 En las parejas de hecho, para poder considerar que el premio de lotería premiado corresponde a ambas partes, se ha de acreditar que, en el momento en el que se compró el décimo premiado existía una relación de convivencia matrimonial estable, y que además, entre ellos existía algún pacto de compartir todos su ingresos y bienes, o bien, que  habían creado una comunidad económica que permitiera concluir que, realmente, existía una voluntad de compartir los resultados de la lotería premiada.

 En cambio, si cuando se obtuvo la ganancia, se prueba que el décimo comprado se adquirió con dinero exclusivo de una de las partes y que no se mantenía una relación de convivencia extramatrimonial estable, en tal caso, la titularidad del premio correspondería al que compró la lotería premiada. Ponte en contacto con ANTÓN ABOGADOS.  Llama al 965 13 32 38 y resolveremos todas tus dudas.