¿Me puedo separar o divorciar ante Notario en España?

La respuesta la encontramos en la  Disposición Final Primera, apartados 18 y 21 de la Ley 15/2015, de 2 de julio que redactó los artículos 82 y 87 del Código Civil, los cuales contemplan dicha posibilidad, al establecer que los cónyuges de mutuo acuerdo pueden acordar el divorcio mediante escritura pública ante Notario, siempre que concurran una serie de requisitos.

¿Qué requisitos deben existir para que se acuerde la separación o el divorcio ante Notario?

Los requisitos se encuentran establecidos en el artículo 82 del Código Civil, en virtud del cual,  los cónyuges podrán acordar su separación/divorcio de mutuo acuerdo ante Notario si concurren los siguientes requisitos:

―  Que haya transcurrido tres meses desde la celebración del matrimonio.

― Que se haya redactado un convenio regulador en escritura pública ante Notario que contemple:

― La voluntad inequívoca de separarse/divorciarse

Y

Determine las medidas que hayan de regular los efectos derivados de la separación en los términos establecidos en el artículo 90. Esto es:

  •  La atribución del uso de la vivienda y ajuar familiar.
  • La contribución a las cargas del matrimonio y alimentos, así como sus bases de actualización y garantías en su caso.
  • La liquidación, cuando proceda, del régimen económico del matrimonio.
  • La pensión que conforme al artículo 97 correspondiere satisfacer, en su caso, a uno de los cónyuges

¿Quién tendrá que intervenir ?

Los cónyuges de modo personal prestarán su consentimiento ante el Notario, sin perjuicio de que deben estar asistidos por Letrado en ejercicio y, respecto de aquellas medidas que les afecten, por carecer de ingresos propios y por convivir en el domicilio familiar, los hijos mayores emancipados.

¿En qué casos no será posible el divorcio ante Notario?

No será posible  cuando existan hijos menores no emancipados o con la capacidad modificada judicialmente que dependan de sus progenitores.

La mejor forma que tienes para  resolver tus dudas es poniéndote en contacto con ANTÓN ABOGADOS. Llama al 965 13 32 38 y pide una cita.

A continuación, vamos a responder a una serie de preguntas que quizás te pueden servir para aclarar  las dudas que surgen respecto al premio obtenido en la Lotería Nacional, la Bonoloto, la Primitiva, el Euromillones, el Gordo, o cualquier bote en el que hayas participado. No obstante, puedes llamar al 965 13 32 38 y pedir una cita para obtener un asesoramiento completo y personalizado a tus circunstancias.

PREGUNTAS FRECUENTES:

¿Quién puede cobrar el premio de la lotería?

 Podrá cobrar el premio, la persona que acredite la adquisición del décimo premiado y la tenencia legítima del mismo, es decir, para cobrar la cuantía del premio de la lotería tendrás que acreditar la titularidad exclusiva del boleto premiado.

¿Cuánto tiempo tengo para poder cobrar el décimo premiado?

Tan sólo dispondrás de 3 meses para poder cobrar el premio. Si transcurre ese plazo, sin alegar causa alguna que justifique ese descuido no tendrás derecho a percibir el premio.

Estoy casado bajo el régimen económico matrimonial de gananciales y me ha tocado el premio de la lotería, en el caso de separarme/divorciarme ¿Quién tendría derecho a quedarse con dicho importe?

En estos supuestos, es muy importante prestar atención a la fecha en la que se percibió el premio de la lotería, ya que los efectos serán distintos si la sociedad de gananciales estaba vigente o no  cuando se compró dicho décimo.

En efecto, si el premio de lotería se compró y se cobró cuando la  sociedad de gananciales se encontraba vigente, se habrá de incluir en el activo ganancial, dado que en nuestro Código Civil, existe una norma expresa que se encarga de la naturaleza de las ganancias del juego, concretamente, nos estamos refiriendo al artículo 1351 de nuestro Código Civil, según el cual “las ganancias obtenidas por cualquiera de los cónyuges en el juego pertenecerán a la sociedad de gananciales”. 

¿Sucedería lo mismo, en el supuesto de estar casado y  haber otorgado capitulaciones matrimoniales pactando como régimen el de separación de bienes? De no ser así,  ¿Quién tendría derecho al premio si ambas partes se atribuyen la propiedad del mismo?

En este supuesto, habrá que prestar atención a quién compró el décimo premiado, pues aquél que acredite que compró el boleto será quien esté legitimado para cobrar el mismo.

Sin embargo, si se prueba que ambos cónyuges han contribuido económicamente en la adquisición del décimo premiado, y además, existen otros datos que confirman dicho extremo, como acudir a la entidad bancaria y depositar su importe a nombre de ambos, en tales casos, serían los dos los que estarían legitimados para cobrarlo en la proporción en la que hayan participado, salvo que se acrediten otras circunstancias que revelen otra interpretación.

¿Las parejas de hecho pueden reclamar la mitad del premio obtenido con la lotería/boletos?

 En las parejas de hecho, para poder considerar que el premio de lotería premiado corresponde a ambas partes, se ha de acreditar que, en el momento en el que se compró el décimo premiado existía una relación de convivencia matrimonial estable, y que además, entre ellos existía algún pacto de compartir todos su ingresos y bienes, o bien, que  habían creado una comunidad económica que permitiera concluir que, realmente, existía una voluntad de compartir los resultados de la lotería premiada.

 En cambio, si cuando se obtuvo la ganancia, se prueba que el décimo comprado se adquirió con dinero exclusivo de una de las partes y que no se mantenía una relación de convivencia extramatrimonial estable, en tal caso, la titularidad del premio correspondería al que compró la lotería premiada. Ponte en contacto con ANTÓN ABOGADOS.  Llama al 965 13 32 38 y resolveremos todas tus dudas.

Como es bien sabido, el menor que ha causado el atropello al viandante, civilmente, es inimputable, sin embargo, esto no impide a que el daño causado al lesionado se ha de reparar, pues en virtud del artículo 1902 del Código Civilel que por acción u omisión causa daño a otro, interviniendo culpa o negligencia, está obligado a reparar el daño causado”.

Por lo que, debemos tener presente que, si nuestro hijo menor de edad causa un daño a un tercero con su bicicleta, la obligación de responder recaerá, directamente, sobre  nosotros (sus progenitores ) al ostentar la patria potestad de nuestro hijo menor de edad.

Todo ello, de acuerdo con lo dispuesto en el artículo 1903 (párrafo 2ª) del Código Civil, según el cual ““Los padres son responsables de los daños causados por los hijos que se encuentren bajo su guarda”.

Por tanto, los progenitores responderán solidariamente de los daños causados por sus hijos menores. Lo que en la práctica se traduce en que, el lesionado, podrá interponer una demanda dirigida contra los padres del menor reclamando, civilmente, la obligación de indemnizarle por las lesiones padecidas.

Sin embargo, y al encontrarnos ante una responsabilidad por riesgo, cuasi-objetiva, ésta no tendrá lugar cuando los padres prueben que adoptaron, las reglas de atención y cuidado exigibles para evitar que, el comportamiento de su hijo, causara un daño al peatón.

Medidas tales como:

  • Que su hijo circule por un lugar habilitado/adecuado para ello.
  • Indicándole, cómo y por dónde circular, (respetando el carril bici)
  • No permitiendo que conduzca a velocidad excesiva, o que lo haga de una forma peligrosa.
  • Vigilando al menor cuando utiliza su bicicleta, especialmente, si no lo domina con destreza.

Por lo que, habrá que valorar la actuación del menor (negligente o no) y si los padres han actuado con la exquisita diligencia exigida en el artículo 1903 CC (adoptar medidas adecuadas y necesarias para evitar el daño).

Dado que si se prueba que, el menor  que ha causado la acción u omisión actuaba de una manera adecuada y que no existía elemento alguno de culpa por su parte, sino que dicho daño es debido a la mala fortuna. En tales casos, la perspectiva cambiaría.

Encontrándonos, por tanto, ante un supuesto de ausencia de responsabilidad de los padres por las lesiones sufridas, al entender que, el daño causado por el menor no se pudo evitar. Pero, todo ello, dependerá de las concretas circunstancias.

Por otro lado, y respecto a los progenitores  que se encuentren separados/divorciados ¿quién respondería de los daños causados por el hijo menor con su bicicleta?

Por regla general, en tales supuestos, y de acuerdo con lo dispuesto en el mencionado artículo 1903 CC (recordemos: “Los padres son responsables de los daños causados por los hijos que se encuentren bajo su guarda), responderá civilmente el progenitor que, en el momento de producirse el acto generado por su hijo menor se encuentre bajo su guarda.

Por último,  cabe plantearse  ¿si el seguro del hogar que tienes contratado responderá de los daños causados por tu hijo con su bicicleta?

Para poder responder afirmativamente a dicha pregunta, y con ello determinar, si se encuentra dentro de la cobertura del seguro que tienes contratado habrá que valorar la cláusula referida a la responsabilidad civil, personal y familiar fuera del ámbito del hogar.

Llámanos y pide una cita al 965 13 32 38 para valorar todas tus circunstancias, y así, darte una respuesta personalizada a tu problema.

 

 

En la Comunidad Valenciana está nuestro despacho, ANTÓN-ABOGADOS, en el que encontrarás abogados de familia que ostentan una trayectoria profesional de 33 años dedicándose a los conflictos familiares (separación, divorcio, nulidades, custodia monoparental, custodia compartida, ejecuciones, pensión de alimentos) tanto en el matrimonio, como en las parejas de hecho, cuyo principal objetivo es primar el interés superior de los menores.

Llevaremos tu defensa con eficacia, cercanía y una rápida respuesta. Contarás con un trato directo y personalizado. Desplazándonos a cualquier lugar de España, donde necesites nuestro asesoramiento legal.

Como abogados de familia partimos de las concretas circunstancias que concurren en la ruptura familiar, a fin de valorar la opción más beneficiosa para tu caso hasta alcanzar la mejor solución.

No afrontes solo la separación o el divorcio, ponte en contacto con ANTÓN ABOGADO. Llama al 965 13 32 38 y solicita nuestro asesoramiento para ayudarte en esta difícil situación.