¿Los daños sufridos por la lluvia son indemnizables?

En primer lugar, habrá que determinar si las lluvias que han caído durante estos días tienen la consideración de extraordinarias o no, pues dependiendo de la calificación que se les otorgue, los daños serán sufragados por la compañía de seguros contratada, o bien, por el Consorcio de Compensación de Seguros.

¿Qué requisito debo cumplir para que me indemnicen por los daños sufridos como consecuencia de la lluvia?

En el momento de producirse el siniestro, tendrás que cumplir estos dos requisitos para que el Consorcio indemnice los daños sufridos:

  1.  Tener la póliza del seguro vigente que hayas contratado en cualquier compañía de seguros autorizada (seguro de personas, contra daños)
  2. Estar al corriente del pago de la póliza de seguros contratada.

Se trata, por tanto, de dos requisitos fundamentales para tener derecho a una indemnización del Consorcio por los daños sufridos.

Esta imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es screen.jpg

¿Qué sucede si las lluvias no son consideradas extraordinarias?

En tales casos, nos encontraríamos ante un siniestro que no es consorciable y, por tanto, el responsable de los daños sufridos no será el Consorcio de Compensación de Seguros, sino que será la compañía de Seguros que tengas contratada.

¿Cómo puedo reclamar al Consorcio de Compensación de Seguros?

Tendrás que presentar una solicitud de indemnización por daños causados por riesgos extraordinarios ante el Consorcio de Compensación de Seguros.

Para ello, existen varias vías:

Una de las opciones es contactar, lo antes posible, con el Consorcio de Compensación de Seguros mediante una llamada de teléfono, en el que se te asignará un número de registro a tu solicitud.

También, podrás presentar la solicitud de indemnización por medio del siguiente enlace https://apps.consorseguros.es/ComunicacionDVW/logon.dosiempre que tengas DNI electrónico o un certificado correspondiente para ello.

Finalmente, para el supuesto de que los daños sean personales, o de pérdida de beneficios, la comunicación de los daños tendrá que presentarse  por escrito dirigido a la Delegación Regional del Consorcio del lugar en el que ocurrieron los daños.

Contacta con Antón Abogados y expertos en la materia te gestionarán la solicitud necesaria para reclamar los daños sufridos, de acuerdo a tus concretas circunstancias. Llama al 965 13 32 38 y pon solución a tu problema.

Si mi hijo lanza piedras a una farola y la rompe ¿qué consecuencias puede tener?

Si se prueba que, efectivamente, tu hijo se encontraba en el lugar y el momento de producirse los hechos y que fue él  quien rompió los cristales (acto voluntario) responderás del daño que haya causado tu hijo como responsable directo y en nombre y representación de tu hijo.

Por tanto, tendrás que abonar la indemnización como consecuencia de los daños materiales, que reclamen.

¿Existe alguna excepción que exonere la responsabilidad de los progenitores respecto a dichos daños?

Debes saber que, el Tribunal Supremo ha manifestado que  “..Los progenitores podrán exonerarse de dicha responsabilidad cuando demuestren que “…respecto a los hechos dañosos de sus hijos, adoptaron todas aquellas medidas necesarias, oportunas y adecuadas para evitar el daño…”

Del mismo modo, El Tribunal Supremo viene afirmando que la responsabilidad de los padres cesará y, por tanto, el pronunciamiento será absolutorio, «..si dicho daño que se ha producido ha sido debido a un fatal accidente…» (Caso fortuito)

Pero, si los padres no estaban en el lugar de los hechos, ¿Responderán, igualmente, de los actos cometidos por sus hijos?

En efecto, los padres van a responder aunque no estén presentes en el momento de ser cometido el hecho por sus hijos, salvo que los menores en ese momento  se encontraran bajo el control o vigilancia del profesorado del Centro escolar.

Como ves, no hay un caso igual, todo va a depender de las concretas circunstancias de cada caso particular. De ahí que, sea fundamental contactar con un abogado especialista en la materia que pueda analizar todas las circunstancias que concurren en tu caso para ofrecer la mejor solución a tu problema.

Llama al 965 13 32 38 y contacta con Antón Abogados, son especialista en la defensa de menores desde hace 33 años.

Tu vecino tiene en su jardín varias ranas, aves, perros o cualquier otro animal que causan ruidos continuos y molestos  que no te permiten dormir  y ¿no sabes qué hacer?

        Ante todo, debes tener en cuenta que no estás obligado a soportar en tu vida cotidiana tales ruidos, especialmente, cuando los mismos pueden generar una contaminación acústica que puede causarte determinados padecimientos, como un trastorno de ansiedad, insomnio, bajo estado de ánimo por no conseguir una adecuado descanso o tranquilidad. Molestias todas ellas que deben ser indemnizada en términos económicos.

Por tanto,  ante tales situaciones tienes la opción de denunciar la molestia que vienes sufriendo, especialmente, cuando el dueño de tales animales tiene la obligación de llevar a término un especial deber de diligencia para evitar que sus animales molesten a los vecinos.

¿Qué acción tengo que iniciar?

        Para poder contestar a esta pregunta adecuadamente, tendremos que valorar todas las circunstancias que concurren en tu caso.  Para ello, Llama al 965 13 32 38 y ANTÓN ABOGADOS te dará el asesoramiento completo que necesitas para resolver tu problema. No obstante, a continuación, vamos a señalar las  distintas  vías que existen al respecto.

Por tanto, debes saber que, ante  la existencia de  ruidos que se producen en términos que sobrepasan los niveles normales, existen tres vías:

  • La vía administrativa
  • La vía civil
  • La vía penal

¿Qué sanciones se pueden imponer?

Dependerá de la acción utilizada y de lo que se solicite en la misma, pero a grandes rasgos, podemos afirmar que en el supuesto de que la Sentencia fuese estimatoria, se podrá acordar, entre otras:

  • La cesación definitiva de la actividad prohibida.
  • La indemnización de daños y perjuicios causados.
  • La privación del derecho al uso de la vivienda o local por tiempo superior a tres años.
  • E incluso, la condena por haberse cometido un delito contra el medio ambiente por emisión de ruidos.

¿Qué hay que probar para que mi acción pueda prosperar?

Habrá que probar objetivamente:

  • La actuación culpablela existencia de ruidos continuos y molestos y la persona o la causa de esos ruidos que originan las molestias.
  • El resultado dañoso, esto es, contar con una prueba concluyente que acredite que el padecimiento que se sufre es como consecuencia de tales ruidos.
  • La relación de causa y efecto entre la acción y el daño sufrido.

Del mismo modo, habrá que apoyarse en la legislación y en la actual doctrina jurisprudencial aplicable ante este tipo de situaciones. Para ello, te recomendamos ponerte en contacto con ANTÓN ABOGADOS,  ¡Llama al 965 13 32 38! y pon fin a todas tus dudas.

En primer lugar, debes saber que antes de acudir a la vía civil e iniciar el procedimiento judicial para reclamar los daños y perjuicios correspondientes es necesario comunicar el siniestro al asegurador y solicitar la indemnización que corresponda.

Por tanto, con carácter previo a interponer la demanda debes remitir una reclamación extrajudicial, de manera correcta y fehaciente, a la compañía aseguradora para interrumpir el cómputo del plazo de prescripción.

 Dicha reclamación previa ha de contener todos los datos identificativos del accidente, que permitan conocer todas las circunstancias del accidente, tales como: la identificación de los vehículos, conductores, número de lesionados, etc.

Del mismo modo, será necesario facilitar toda la documentación médica que permita cuantificar el daño sufrido como consecuencia del accidente de circulación.

Una vez remitida la reclamación extrajudicial, la entidad aseguradora deberá contestar dicha reclamación en el plazo de tres meses, mediante oferta motivada o no.

La compañía aseguradora podrá señalar una oferta distinta a la planteada o bien, indicar en la misma los motivos de denegación.

¿Qué consecuencias conllevaría si la compañía aseguradora no realiza oferta o respuesta motivada en el plazo de 3 meses?

Si la compañía incumple con el deber de realizar la oferta o respuesta motivada en el plazo de tres meses establecido en la Ley, ello, supondrá una infracción administrativa (Grave o leve) y la imposición de los intereses del artículo 20 LCS.

 

¿Qué puedes hacer si has recibido la oferta motivada de la compañía aseguradora y consideras que la misma es insuficiente?

Si has recibido la oferta motivada de la compañía aseguradora y consideras que la misma es insuficiente, ponte en contacto con ANTÓN ABOGADOS y valoraremos si se puede insistir a la compañía para que amplíen la misma, o bien interponer la demanda correspondiente.

Llama a 965 13 32 38 y ANTÓN ABOGADOS  tramitará tu petición, además gestionará las negociaciones extrajudiciales con el tramitador de la compañía aseguradora que esté gestionando tu expediente de una forma eficaz y con la celeridad que precisas para que la negociación de tu caso esté bien encaminado.

Como es bien sabido, el menor que ha causado el atropello al viandante, civilmente, es inimputable, sin embargo, esto no impide a que el daño causado al lesionado se ha de reparar, pues en virtud del artículo 1902 del Código Civilel que por acción u omisión causa daño a otro, interviniendo culpa o negligencia, está obligado a reparar el daño causado”.

Por lo que, debemos tener presente que, si nuestro hijo menor de edad causa un daño a un tercero con su bicicleta, la obligación de responder recaerá, directamente, sobre  nosotros (sus progenitores ) al ostentar la patria potestad de nuestro hijo menor de edad.

Todo ello, de acuerdo con lo dispuesto en el artículo 1903 (párrafo 2ª) del Código Civil, según el cual ““Los padres son responsables de los daños causados por los hijos que se encuentren bajo su guarda”.

Por tanto, los progenitores responderán solidariamente de los daños causados por sus hijos menores. Lo que en la práctica se traduce en que, el lesionado, podrá interponer una demanda dirigida contra los padres del menor reclamando, civilmente, la obligación de indemnizarle por las lesiones padecidas.

Sin embargo, y al encontrarnos ante una responsabilidad por riesgo, cuasi-objetiva, ésta no tendrá lugar cuando los padres prueben que adoptaron, las reglas de atención y cuidado exigibles para evitar que, el comportamiento de su hijo, causara un daño al peatón.

Medidas tales como:

  • Que su hijo circule por un lugar habilitado/adecuado para ello.
  • Indicándole, cómo y por dónde circular, (respetando el carril bici)
  • No permitiendo que conduzca a velocidad excesiva, o que lo haga de una forma peligrosa.
  • Vigilando al menor cuando utiliza su bicicleta, especialmente, si no lo domina con destreza.

Por lo que, habrá que valorar la actuación del menor (negligente o no) y si los padres han actuado con la exquisita diligencia exigida en el artículo 1903 CC (adoptar medidas adecuadas y necesarias para evitar el daño).

Dado que si se prueba que, el menor  que ha causado la acción u omisión actuaba de una manera adecuada y que no existía elemento alguno de culpa por su parte, sino que dicho daño es debido a la mala fortuna. En tales casos, la perspectiva cambiaría.

Encontrándonos, por tanto, ante un supuesto de ausencia de responsabilidad de los padres por las lesiones sufridas, al entender que, el daño causado por el menor no se pudo evitar. Pero, todo ello, dependerá de las concretas circunstancias.

Por otro lado, y respecto a los progenitores  que se encuentren separados/divorciados ¿quién respondería de los daños causados por el hijo menor con su bicicleta?

Por regla general, en tales supuestos, y de acuerdo con lo dispuesto en el mencionado artículo 1903 CC (recordemos: “Los padres son responsables de los daños causados por los hijos que se encuentren bajo su guarda), responderá civilmente el progenitor que, en el momento de producirse el acto generado por su hijo menor se encuentre bajo su guarda.

Por último,  cabe plantearse  ¿si el seguro del hogar que tienes contratado responderá de los daños causados por tu hijo con su bicicleta?

Para poder responder afirmativamente a dicha pregunta, y con ello determinar, si se encuentra dentro de la cobertura del seguro que tienes contratado habrá que valorar la cláusula referida a la responsabilidad civil, personal y familiar fuera del ámbito del hogar.

Contacta con Antón Abogados, Llama  al 965 13 32 38 para que un abogado especialista pueda valorar todas las circunstancias que concurren en tu caso, y así, darte una respuesta acorde a tu problema.