En principio, si has contratado con una aerolínea un vuelo que ha sufrido un retraso, igual o superior a tres horas, podrías invocar el derecho a ser compensado económicamente.

      No obstante, debes ser consciente que, para obtener una solución acorde a tus concretas circunstancias, sería aconsejable ponerte en contacto de un abogado especialista, y de esa forma, obtener una respuesta ajustada a tu problema

 ¿Qué documentación necesitaría para reclamar dicha indemnización?

Al respecto, ANTÓN ABOGADOS, considera que, en tales casos, sería conveniente recopilar toda la documentación relativa a la compra del vuelo.

Entre otros documentos, podemos destacar los siguientes:

Esta imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es screen.jpg
  • La confirmación de la reserva y las tarjetas de embarque.
  • Una fotografía que contemple las pantallas que constan la información de los vuelos con retrasos.
  • Toda la documentación que permita acreditar el perjuicio que te ha ocasionado dicha pérdida de tiempo.

¿Qué debo realizar para solicitar mi derecho a ser compensado económicamente?

Ante todo, debes adoptar una postura inteligente ante tu reclamación, para ello, lo más acertado sería agotar la vía extrajudicial antes de optar por la vía judicial.

Contacta con ANTÓN ABOGADOS, llamando al 965 13 32 38 para gestionar, de una  forma personalizada, tu reclamación.

¿Qué tengo que hacer para que prospere mi reclamación por producto defectuoso?

En primer lugar, habrá que determinar si tienes o no la condición de consumidor.

Una vez, que hayas comprobado que entras en la consideración de consumidor, tendrás que probar, en calidad de consumidor/perjudicado los siguientes extremos:

  • La adquisición del producto,
  • La fecha de entrega del mismo, para valorar si ha transcurrido el plazo de 2 años de garantía desde la entrega del producto,
  • El defecto que tiene el producto y
  • La relación de causalidad entre el defecto y el daño causado.

¿Qué derechos tendría en calidad de consumidor?

De acuerdo con la normativa vigente, tendrías derecho a optar entre diferentes opciones, tales como:

  • La reparación del producto
  • Su sustitución,
  • Una rebaja en el precio o
  • La resolución del contrato.

Al respecto, debes saber que, en aquellos supuestos en los que la reparación no sea posible, podrás exigir la sustitución del bien o la devolución del precio. Sin olvidar que, la sustitución del bien no podrá exigirse cuando:

  • Se trate de bienes no fungibles y
  • bienes de segunda mano.

¿De qué plazos dispongo para ejercitar mis derechos?

La respuesta va a depender del tipo de producto que hayas adquirido, pues para los productos nuevos se contemplaun plazo general de 2 años desde la entrega.

En cambio, se podrá establecer un plazo de garantía inferior para los productos de segundo mano, que no podrá ser inferior a un año y ser impuesto al consumidor.

Llama al 965 13 32 38 y ponte en contacto con ANTÓN ABOGADOS y un especialista en la materia  podrá contemplar las circunstancias y necesidades que concurren en tu caso, para dar una respuesta adecuada a tu problema.

Si mi hijo lanza piedras a una farola y la rompe ¿qué consecuencias puede tener?

Si se prueba que, efectivamente, tu hijo se encontraba en el lugar y el momento de producirse los hechos y que fue él  quien rompió los cristales (acto voluntario) responderás del daño que haya causado tu hijo como responsable directo y en nombre y representación de tu hijo.

Por tanto, tendrás que abonar la indemnización como consecuencia de los daños materiales, que reclamen.

¿Existe alguna excepción que exonere la responsabilidad de los progenitores respecto a dichos daños?

Debes saber que, el Tribunal Supremo ha manifestado que  “..Los progenitores podrán exonerarse de dicha responsabilidad cuando demuestren que “…respecto a los hechos dañosos de sus hijos, adoptaron todas aquellas medidas necesarias, oportunas y adecuadas para evitar el daño…”

Del mismo modo, El Tribunal Supremo viene afirmando que la responsabilidad de los padres cesará y, por tanto, el pronunciamiento será absolutorio, “..si dicho daño que se ha producido ha sido debido a un fatal accidente…” (Caso fortuito)

Pero, si los padres no estaban en el lugar de los hechos, ¿Responderán, igualmente, de los actos cometidos por sus hijos?

En efecto, los padres van a responder aunque no estén presentes en el momento de ser cometido el hecho por sus hijos, salvo que los menores en ese momento  se encontraran bajo el control o vigilancia del profesorado del Centro escolar.

Como ves, no hay un caso igual, todo va a depender de las concretas circunstancias de cada caso particular. De ahí que, sea fundamental contactar con un abogado especialista en la materia que pueda analizar todas las circunstancias que concurren en tu caso para ofrecer la mejor solución a tu problema.

Llama al 965 13 32 38 y contacta con Antón Abogados, son especialista en la defensa de menores desde hace 33 años.

Antes de dar una respuesta a la pregunta planteada, debes ser consciente de que la solución que vamos a ofrecer, a través de este artículo, es general, pues no analiza las concretas circunstancias de tu caso.

Además, desconocemos los Estatutos de la Comunidad de Propietarios de tu edificio y los acuerdos alcanzados en las Juntas celebradas en la misma.

Por lo que, la solución a tu caso, puede ser bien distinta a lo manifestado en este artículo, no obstante, vamos a tratar de responder desde la óptica exclusiva de la Ley de Propiedad Horizontal.

Por ello, si necesitas conocer la solución a tu problema, contacta con ANTÓN ABOGADOS y pon fin a todas tus dudas. Llamando al 965 13 32 38.

No obstante lo anterior, conviene señalar que antes de instalar el toldo, es esencial que compruebes el título, los estatutos o los acuerdos alcanzados en la Junta de propietarios, para conocer qué es lo que se ha acordado sobre la instalación de los toldos.

¿Necesito autorización para instalar el toldo?

Ante todo, debes saber que, de acuerdo con la normativa vigente, “…el propietario de cada piso/local debe dar cuenta al Presidente de la Comunidad de las obras que pretende llevar a cabo…”

Además, como es bien sabido, el régimen de la Ley de Propiedad Horizontal se basa en, la igualdad de derechos y obligaciones, de manera que, para que la instalación del toldo que pretendes realizar sea lícita:

  • no podrá perjudicar los derechos de otros propietarios,
  • ni alterar la seguridad,
  • ni la estructura,
  • ni la configuración o estado exterior del edificio.

Por tanto, dado que pretendes instalar en la fachada del edificio un toldo, será necesario solicitar la oportuna autorización comunitaria. Máxime, cuando la fachada constituye un elemento común que requiere dicha autorización.

¿Cómo debo solicitar dicha autorización?

Deberás enviar un escrito especificando tu intención de instalar el toldo en la fachada del edificio, así como la tela, las dimensiones, la forma, el tipo de soporte, el volumen del espacio y el color que quieres utilizar, con el fin de que la Junta de Propietarios, estudie y se pronuncie, al respecto.

Escrito que debes mandar al Presidente para que lo incluya en el orden del día de la siguiente Junta que se vaya a celebrar.

¿Qué debo tener en cuenta antes de instalar un toldo?

Deberás valorar y dar respuesta a todas estas preguntas:

  • ¿La Comunidad ha adoptado alguna decisión relativa al color y al modo en el que han de colocarse los toldos?
  • ¿Se permiten la instalación de toldos horizontales o verticales?
  • En el edificio en el que pretendes llevar a término la colocación del toldo ¿existen otros propietarios con estructuras similares? De ser así, ¿Han requerido consentimiento previo de la Comunidad? ¿Es una obra autorizada por Junta?
  • La instalación del toldo que pretendes colocar ¿Perjudica a alguno de los vecinos? ¿altera la estética global del edificio?

¿Qué consecuencias tendría si decido instalar el toldo sin respetar las normas estatutarias?

Al respecto, debes saber que tanto las normas estatutarias como los acuerdos válidamente adoptados obligan a todos los propietarios.  

Por tanto, si la Comunidad de Propietarios comprueba que estás incumplimiento, te requerirá para que retires la instalación no autorizada.

Si, a pesar de ello, persistes en el incumplimiento, la Comunidad podrá solicitar su retirada judicialmente.

En primer lugar, hay que valorar los términos  del contrato de arrendamiento que suscribieron las partes, pues de esta forma, sabremos si se ha hecho alguna referencia expresa que nos aclare a quién corresponde la obligación de pintar la vivienda.

Por tanto, habrá que valorar si contractualmente el arrendador, o bien el arrendatario, se han obligado expresamente a pintar la vivienda.

Teniendo en cuenta que, una vez que se ha asumido el compromiso de sufragar el gasto de pintar la vivienda, al finalizar el contrato no podrán eximirse de dicha obligación.

Por tal razón, aconsejamos que te asesores debidamente y, en consecuencia, hagas un contrato de arrendamiento que se adapte a tus necesidades, con el fin de evitar discrepancias no deseadas.

Por ello, si quieres redactar un contrato de arrendamiento completo y ajustado a tus concretas circunstancias contacta con ANTÓN ABOGADOS. Llamando al 965 13 32 38.

Pero, si en las cláusulas del contrato de arrendamiento no se ha hecho referencia alguna sobre quién ha de sufragar el gasto de pintura de la vivienda arrendada, en ese caso, ¿quién ha de asumir dicho gasto?

En tales casos, lo que debe quedar claro es el origen o causa determinante de los deterioros o desperfectos que han dado lugar a la necesidad de pintar la vivienda arrendada.

Así es, pues si se prueba que esos desperfectos son debidos a una mala actuación o a un mal uso de la cosa arrendada, o por la negligencia del arrendatario, en tales casos, será éste último el que ha de responder a su pago.

 En cambio, el arrendador tendrá la obligación de sufragar el gasto de pintar la vivienda, si el arrendatario prueba que, los deterioros que presenta la vivienda se han producido:

  • Sin culpa suya,
  • Por la acción del tiempo o
  • por causa inevitable

¿Qué hay que comprobar antes de instalar el aire acondicionado en la azotea del edificio?

Antes de instalar el equipo de aire acondicionado en la azotea del edificio hay que comprobar una serie de cuestiones:

La primera cuestión que debemos resolver es confirmar si la ubicación del aparato de aire acondicionado infringe algún acuerdo adoptado por la Junta de Propietarios.

Para ello, habrá que conocer cuál es la voluntad de la Junta de Propietarios respecto a la posibilidad de instalar el equipo de aire acondicionado en la azotea del edificio.

Tendremos, por tanto, que informarnos de si existe algún acuerdo adoptado por la Comunidad que determine cómo realizar la instalación.

Dado que como propietario estás obligado a cumplir los acuerdos alcanzados en la Junta de Propietarios, en virtud de lo dispuesto en el artículo 17 Ley de Propiedad Horizontal.

Del mismo modo, habrá que evitar que dicha instalación provoque perjuicios, molestias o riesgos al resto de los vecinos.

Además, deberás comprobar si en el momento de la construcción del edificio se previó la instalación de dichos sistemas y si cuentan con las correspondientes preinstalaciones.

Por tanto, a la vista de lo expuesto, se confirma que,no puedes actuar en contra de la voluntad de la Comunidad de Propietarios, ni de las disposiciones legales, ni de lo establecido en los estatutos, ni en las normas del régimen interior.

― Si instalo el aparato sin tener en cuenta cuál es la postura de la Comunidad de Propietarios respecto a la ubicación y colación de los aparatos de aire acondicionado ¿qué consecuencias podría tener?

      La Comunidad de Propietarios te podrá requerir para que retires los aparatos de aire acondicionado y reparares los posibles desperfectos que la instalación realizada haya dejado en la finca.

        Si decides no atender a los requerimientos, la Comunidad de Propietarios podrá interponer una demanda con el fin de que seas condenado a:

  • Retirar / cambiar la actual ubicación de la máquina de aire acondicionado, y a
  • Dejar la terraza en el mismo estado en el que se encontraba con anterioridad a la instalación de dicha máquina.
  • Además, podrá solicitar la condena al pago de las costas.

       No obstante lo anterior, lo conveniente sería que contactes con un abogado experto en la materia con el fin de que valore las concretas circunstancias de tu caso y, de esta forma, puedas conocer cuál es el criterio aplicable para solucionar tu problema. Antón Abogados puede ayudarte. Ponte en contacto con nosotros, llama al 965 13 32 38.

― ¿Necesito el consentimiento del otro progenitor para que nuestro hijo pueda celebrar la primera comunión?

Respecto a la cuestión planteada, conviene precisar que la decisión sobre la educación religiosa o moral constituye una de las decisiones de la patria potestad y, por tanto, han de ser tomadas de común acuerdo por ambos progenitores.

Por tanto, en los supuestos en los que la patria potestad es compartida por ambos progenitores, la decisión de que el hijo menor tome la Primera Comunión corresponderá a ambos progenitores como titulares de la patria potestad.

― ¿Qué puedo hacer si mi pareja no quiere que nuestro hijo haga la primera comunión?

En ese caso, si ambos progenitores tenéis atribuido el ejercicio conjunto de la patria potestad, podrás acudir al Juzgado para solicitar autorización judicial correspondiente.

― ¿Los gastos de la primera comunión se consideran extraordinarios?     

En primer lugar, tal y como venimos afirmando en artículos anteriores, habrá que acudir a la calificación del gasto que se haya establecido en el Convenio Regulador suscrito entre las partes y aprobado en la correspondiente Sentencia de divorcio/Separación.

No obstante, centrando la atención en el gasto de la Primera Comunión, podemos puntualizar que, se trata de un evento que sólo va a tener lugar una vez en la vida.

Motivo suficiente para considerar ese gasto como excepcional, a pesar de ser previsible. Lo que conlleva que ha de incluirse dentro del concepto de gastos extraordinarios.

¿Quién está obligado a pagar los gastos derivados de la primera comunión, tales como el  vestido o la comida organizada en un restaurante?

 Para poder contestar adecuadamente, hay que atender al caso concreto y a sus concretas circunstancias.

No obstante, podemos afirmar que si el gasto de primera comunión se ha considerado como un gasto extraordinario, en dicho caso, será  razonable considerar que, tal gasto se debe satisfacer por mitad entre los progenitores.

No consigues ponerte de acuerdo con tu pareja respecto a las cuestiones que afectan a la Primera Comunión de tu hijo. Las dudas no te dejan actuar con seguridad. Contacta con ANTÓN ABOGADOS y pon fin a todas tus dudas. Llama al 965 13 32 38 y pide una cita con un abogado especializado en la materia.

 ¿Qué son los gastos extraordinarios?

Para contestar a esta pregunta nos vamos a apoyar en la doctrina que comparte de forma unánime la jurisprudencial actual, en virtud de la cual se entiende que son gastos extraordinarios aquellos en los que concurren dos presupuestos: “ que se trate de gastos “necesarios ” y que sean imprevistos”

 ¿Cuál es el procedimiento aplicable para reclamar los gastos extraordinarios?

    En primer lugar, hay que confirmar si los gastos que se pretenden reclamar tienen o no reconocida la naturaleza de extraordinarios. Para ello, habrá que valorar el contenido acordado expresamente en la Sentencia o en el Convenio Regulador suscrito entre las partes.

Por lo que, si efectivamente se confirma que tales gastos tienen la naturaleza de extraordinario, su cobro se habrá de reclamar en la vía ejecutiva.

Si, por el contrario, tales gastos que se pretenden reclamar no tienen reconocida la naturaleza de extraordinarios, habrá que instar el reconocimiento de los mismos en el procedimiento previsto en el artículo 776.4 LEC.

De todos los gastos que existen podemos afirmar que ¿Los gastos de academia/ de refuerzo tienen la condición de gasto extraordinario?

Al respecto, es muy importante insistir en que no se puede dar una respuesta genérica, máxime cuando no se han analizado las concretas circunstancias del caso y no se han valorado los extremos acordados expresamente en la Sentencia o en el Convenio Regulador correspondiente.

Además, para poder dar una respuesta adecuada, tales gastos tendrán que ser analizados en el momento en el que se originen atendiendo a las circunstancias existentes en la unidad familiar.

No obstante, aclarado dicho extremo debemos tener en cuenta  que la partida relativa a los gastos de las clases de refuerzo escolar, se entenderán que son necesarios cuando, a la vista del expediente académico, el menor necesite ayuda con las tareas escolares o cuando su rendimiento haya bajado, o bien, a la vista del mismo, se haya recomendado un refuerzo educativo para que el menor pueda superar los objetivos del curso académico.

Por tanto, en tales casos, se entenderá que son necesarios para complementar la formación del hijo menor y que están plenamente justificados, lo que implica que tales gastos deberán incluirse como gastos extraordinarios.

En cambio, puede suceder que el gasto de las clases de refuerzo fueran habituales y regulares en la práctica de los menores, en tales casos, se entendería que se trata de gastos previsibles y habituales y, como tales, tendrían que estar previstos en el importe de la pensión de alimentos.

¿Qué sucede respecto a los gastos habituales y ordinarios de educación?

    Tales gastos, al ser habituales y ordinarios se considerarán incluidos en el importe de la pensión alimenticia, salvo que se haya acordado otro criterio distinto al respecto.

Todavía tienes dudas y no sabes qué gastos puedes reclamar. Ponte en contacto con ANTÓN ABOGADOS, llevan 33 años asesorando y gestionando  la reclamación de los gastos extraordinarios. Llama al 965 13 32 38 y pide una cita con un abogado experto en la materia.

Tu vecino tiene en su jardín varias ranas, aves, perros o cualquier otro animal que causan ruidos continuos y molestos  que no te permiten dormir  y ¿no sabes qué hacer?

        Ante todo, debes tener en cuenta que no estás obligado a soportar en tu vida cotidiana tales ruidos, especialmente, cuando los mismos pueden generar una contaminación acústica que puede causarte determinados padecimientos, como un trastorno de ansiedad, insomnio, bajo estado de ánimo por no conseguir una adecuado descanso o tranquilidad. Molestias todas ellas que deben ser indemnizada en términos económicos.

Por tanto,  ante tales situaciones tienes la opción de denunciar la molestia que vienes sufriendo, especialmente, cuando el dueño de tales animales tiene la obligación de llevar a término un especial deber de diligencia para evitar que sus animales molesten a los vecinos.

¿Qué acción tengo que iniciar?

        Para poder contestar a esta pregunta adecuadamente, tendremos que valorar todas las circunstancias que concurren en tu caso.  Para ello, Llama al 965 13 32 38 y ANTÓN ABOGADOS te dará el asesoramiento completo que necesitas para resolver tu problema. No obstante, a continuación, vamos a señalar las  distintas  vías que existen al respecto.

Por tanto, debes saber que, ante  la existencia de  ruidos que se producen en términos que sobrepasan los niveles normales, existen tres vías:

  • La vía administrativa
  • La vía civil
  • La vía penal

¿Qué sanciones se pueden imponer?

Dependerá de la acción utilizada y de lo que se solicite en la misma, pero a grandes rasgos, podemos afirmar que en el supuesto de que la Sentencia fuese estimatoria, se podrá acordar, entre otras:

  • La cesación definitiva de la actividad prohibida.
  • La indemnización de daños y perjuicios causados.
  • La privación del derecho al uso de la vivienda o local por tiempo superior a tres años.
  • E incluso, la condena por haberse cometido un delito contra el medio ambiente por emisión de ruidos.

¿Qué hay que probar para que mi acción pueda prosperar?

Habrá que probar objetivamente:

  • La actuación culpablela existencia de ruidos continuos y molestos y la persona o la causa de esos ruidos que originan las molestias.
  • El resultado dañoso, esto es, contar con una prueba concluyente que acredite que el padecimiento que se sufre es como consecuencia de tales ruidos.
  • La relación de causa y efecto entre la acción y el daño sufrido.

Del mismo modo, habrá que apoyarse en la legislación y en la actual doctrina jurisprudencial aplicable ante este tipo de situaciones. Para ello, te recomendamos ponerte en contacto con ANTÓN ABOGADOS,  ¡Llama al 965 13 32 38! y pon fin a todas tus dudas.