En primer lugar, hay que valorar los términos  del contrato de arrendamiento que suscribieron las partes, pues de esta forma, sabremos si se ha hecho alguna referencia expresa que nos aclare a quién corresponde la obligación de pintar la vivienda.

Por tanto, habrá que valorar si contractualmente el arrendador, o bien el arrendatario, se han obligado expresamente a pintar la vivienda.

Teniendo en cuenta que, una vez que se ha asumido el compromiso de sufragar el gasto de pintar la vivienda, al finalizar el contrato no podrán eximirse de dicha obligación.

Por tal razón, aconsejamos que te asesores debidamente y, en consecuencia, hagas un contrato de arrendamiento que se adapte a tus necesidades, con el fin de evitar discrepancias no deseadas.

Por ello, si quieres redactar un contrato de arrendamiento completo y ajustado a tus concretas circunstancias contacta con ANTÓN ABOGADOS. Llamando al 965 13 32 38.

Pero, si en las cláusulas del contrato de arrendamiento no se ha hecho referencia alguna sobre quién ha de sufragar el gasto de pintura de la vivienda arrendada, en ese caso, ¿quién ha de asumir dicho gasto?

En tales casos, lo que debe quedar claro es el origen o causa determinante de los deterioros o desperfectos que han dado lugar a la necesidad de pintar la vivienda arrendada.

Así es, pues si se prueba que esos desperfectos son debidos a una mala actuación o a un mal uso de la cosa arrendada, o por la negligencia del arrendatario, en tales casos, será éste último el que ha de responder a su pago.

 En cambio, el arrendador tendrá la obligación de sufragar el gasto de pintar la vivienda, si el arrendatario prueba que, los deterioros que presenta la vivienda se han producido:

  • Sin culpa suya,
  • Por la acción del tiempo o
  • por causa inevitable

¿Qué hay que comprobar antes de instalar el aire acondicionado en la azotea del edificio?

Antes de instalar el equipo de aire acondicionado en la azotea del edificio hay que comprobar una serie de cuestiones:

La primera cuestión que debemos resolver es confirmar si la ubicación del aparato de aire acondicionado infringe algún acuerdo adoptado por la Junta de Propietarios.

Para ello, habrá que conocer cuál es la voluntad de la Junta de Propietarios respecto a la posibilidad de instalar el equipo de aire acondicionado en la azotea del edificio.

Tendremos, por tanto, que informarnos de si existe algún acuerdo adoptado por la Comunidad que determine cómo realizar la instalación.

Dado que como propietario estás obligado a cumplir los acuerdos alcanzados en la Junta de Propietarios, en virtud de lo dispuesto en el artículo 17 Ley de Propiedad Horizontal.

Del mismo modo, habrá que evitar que dicha instalación provoque perjuicios, molestias o riesgos al resto de los vecinos.

Además, deberás comprobar si en el momento de la construcción del edificio se previó la instalación de dichos sistemas y si cuentan con las correspondientes preinstalaciones.

Por tanto, a la vista de lo expuesto, se confirma que,no puedes actuar en contra de la voluntad de la Comunidad de Propietarios, ni de las disposiciones legales, ni de lo establecido en los estatutos, ni en las normas del régimen interior.

― Si instalo el aparato sin tener en cuenta cuál es la postura de la Comunidad de Propietarios respecto a la ubicación y colación de los aparatos de aire acondicionado ¿qué consecuencias podría tener?

      La Comunidad de Propietarios te podrá requerir para que retires los aparatos de aire acondicionado y reparares los posibles desperfectos que la instalación realizada haya dejado en la finca.

        Si decides no atender a los requerimientos, la Comunidad de Propietarios podrá interponer una demanda con el fin de que seas condenado a:

  • Retirar / cambiar la actual ubicación de la máquina de aire acondicionado, y a
  • Dejar la terraza en el mismo estado en el que se encontraba con anterioridad a la instalación de dicha máquina.
  • Además, podrá solicitar la condena al pago de las costas.

       No obstante lo anterior, lo conveniente sería que contactes con un abogado experto en la materia con el fin de que valore las concretas circunstancias de tu caso y, de esta forma, puedas conocer cuál es el criterio aplicable para solucionar tu problema. Antón Abogados puede ayudarte. Ponte en contacto con nosotros, llama al 965 13 32 38.