La respuesta es afirmativa, ya que es posible que se declare de oficio el carácter abusivo de una cláusula contractual cuando una de las partes contratantes resulta ser un consumidor.

 ¿Qué instrumentos tenemos para denunciar una cláusula abusiva en un proceso ejecutivo hipotecario?

En aquellos supuestos en los que has sido demandado en un proceso ejecutivo hipotecario a instancia de una entidad bancaria, puedes denunciar la existencia de cláusulas abusivas en el contrato objeto de ejecución durante la tramitación del mismo y, a partir de ese momento, el Juez de oficio, podrá revisar su contenido.

¿Qué cláusulas abusivas se pueden decretar de oficio durante la ejecución hipotecaria?

Se podrán decretar de oficio por el Juzgador aquellas cláusulas que se refieren a los intereses de demora, cuando el tipo de interés fijado sea perjudicial para el consumidor al resultar su incremento superior a dos puntos porcentuales con respecto del interés remuneratorio pactado, y en otros supuestos, sin que ni siquiera se limite al alza, contraviniendo en su conjunto las exigencias de la buena fe.

En cuanto a las cláusulas abusivas relativas a la cláusula de indemnización por rescisión, igualmente, podrán decretarse de oficio, al suponer las mismas una doble penalización y fijar una indemnización desproporcionadamente alta, dado en muchas ocasiones la cuantía del préstamo y del capital que pueda quedar pendiente.

Se trata de una materia compleja que sólo los expertos en la materia pueden asesorarte con un buen criterio. Llama al 965 13 32 38 y ponte en contacto con ANTÓN ABOGADOS para encontrar una solución personalizada a tu problema.

 

A continuación, vamos a responder a una serie de preguntas que quizás te pueden servir para aclarar  las dudas que surgen respecto al premio obtenido en la Lotería Nacional, la Bonoloto, la Primitiva, el Euromillones, el Gordo, o cualquier bote en el que hayas participado. No obstante, puedes llamar al 965 13 32 38 y pedir una cita para obtener un asesoramiento completo y personalizado a tus circunstancias.

PREGUNTAS FRECUENTES:

¿Quién puede cobrar el premio de la lotería?

 Podrá cobrar el premio, la persona que acredite la adquisición del décimo premiado y la tenencia legítima del mismo, es decir, para cobrar la cuantía del premio de la lotería tendrás que acreditar la titularidad exclusiva del boleto premiado.

¿Cuánto tiempo tengo para poder cobrar el décimo premiado?

Tan sólo dispondrás de 3 meses para poder cobrar el premio. Si transcurre ese plazo, sin alegar causa alguna que justifique ese descuido no tendrás derecho a percibir el premio.

Estoy casado bajo el régimen económico matrimonial de gananciales y me ha tocado el premio de la lotería, en el caso de separarme/divorciarme ¿Quién tendría derecho a quedarse con dicho importe?

En estos supuestos, es muy importante prestar atención a la fecha en la que se percibió el premio de la lotería, ya que los efectos serán distintos si la sociedad de gananciales estaba vigente o no  cuando se compró dicho décimo.

En efecto, si el premio de lotería se compró y se cobró cuando la  sociedad de gananciales se encontraba vigente, se habrá de incluir en el activo ganancial, dado que en nuestro Código Civil, existe una norma expresa que se encarga de la naturaleza de las ganancias del juego, concretamente, nos estamos refiriendo al artículo 1351 de nuestro Código Civil, según el cual “las ganancias obtenidas por cualquiera de los cónyuges en el juego pertenecerán a la sociedad de gananciales”. 

¿Sucedería lo mismo, en el supuesto de estar casado y  haber otorgado capitulaciones matrimoniales pactando como régimen el de separación de bienes? De no ser así,  ¿Quién tendría derecho al premio si ambas partes se atribuyen la propiedad del mismo?

En este supuesto, habrá que prestar atención a quién compró el décimo premiado, pues aquél que acredite que compró el boleto será quien esté legitimado para cobrar el mismo.

Sin embargo, si se prueba que ambos cónyuges han contribuido económicamente en la adquisición del décimo premiado, y además, existen otros datos que confirman dicho extremo, como acudir a la entidad bancaria y depositar su importe a nombre de ambos, en tales casos, serían los dos los que estarían legitimados para cobrarlo en la proporción en la que hayan participado, salvo que se acrediten otras circunstancias que revelen otra interpretación.

¿Las parejas de hecho pueden reclamar la mitad del premio obtenido con la lotería/boletos?

 En las parejas de hecho, para poder considerar que el premio de lotería premiado corresponde a ambas partes, se ha de acreditar que, en el momento en el que se compró el décimo premiado existía una relación de convivencia matrimonial estable, y que además, entre ellos existía algún pacto de compartir todos su ingresos y bienes, o bien, que  habían creado una comunidad económica que permitiera concluir que, realmente, existía una voluntad de compartir los resultados de la lotería premiada.

 En cambio, si cuando se obtuvo la ganancia, se prueba que el décimo comprado se adquirió con dinero exclusivo de una de las partes y que no se mantenía una relación de convivencia extramatrimonial estable, en tal caso, la titularidad del premio correspondería al que compró la lotería premiada. Ponte en contacto con ANTÓN ABOGADOS.  Llama al 965 13 32 38 y resolveremos todas tus dudas.

Como es bien sabido, el menor que ha causado el atropello al viandante, civilmente, es inimputable, sin embargo, esto no impide a que el daño causado al lesionado se ha de reparar, pues en virtud del artículo 1902 del Código Civilel que por acción u omisión causa daño a otro, interviniendo culpa o negligencia, está obligado a reparar el daño causado”.

Por lo que, debemos tener presente que, si nuestro hijo menor de edad causa un daño a un tercero con su bicicleta, la obligación de responder recaerá, directamente, sobre  nosotros (sus progenitores ) al ostentar la patria potestad de nuestro hijo menor de edad.

Todo ello, de acuerdo con lo dispuesto en el artículo 1903 (párrafo 2ª) del Código Civil, según el cual ““Los padres son responsables de los daños causados por los hijos que se encuentren bajo su guarda”.

Por tanto, los progenitores responderán solidariamente de los daños causados por sus hijos menores. Lo que en la práctica se traduce en que, el lesionado, podrá interponer una demanda dirigida contra los padres del menor reclamando, civilmente, la obligación de indemnizarle por las lesiones padecidas.

Sin embargo, y al encontrarnos ante una responsabilidad por riesgo, cuasi-objetiva, ésta no tendrá lugar cuando los padres prueben que adoptaron, las reglas de atención y cuidado exigibles para evitar que, el comportamiento de su hijo, causara un daño al peatón.

Medidas tales como:

  • Que su hijo circule por un lugar habilitado/adecuado para ello.
  • Indicándole, cómo y por dónde circular, (respetando el carril bici)
  • No permitiendo que conduzca a velocidad excesiva, o que lo haga de una forma peligrosa.
  • Vigilando al menor cuando utiliza su bicicleta, especialmente, si no lo domina con destreza.

Por lo que, habrá que valorar la actuación del menor (negligente o no) y si los padres han actuado con la exquisita diligencia exigida en el artículo 1903 CC (adoptar medidas adecuadas y necesarias para evitar el daño).

Dado que si se prueba que, el menor  que ha causado la acción u omisión actuaba de una manera adecuada y que no existía elemento alguno de culpa por su parte, sino que dicho daño es debido a la mala fortuna. En tales casos, la perspectiva cambiaría.

Encontrándonos, por tanto, ante un supuesto de ausencia de responsabilidad de los padres por las lesiones sufridas, al entender que, el daño causado por el menor no se pudo evitar. Pero, todo ello, dependerá de las concretas circunstancias.

Por otro lado, y respecto a los progenitores  que se encuentren separados/divorciados ¿quién respondería de los daños causados por el hijo menor con su bicicleta?

Por regla general, en tales supuestos, y de acuerdo con lo dispuesto en el mencionado artículo 1903 CC (recordemos: “Los padres son responsables de los daños causados por los hijos que se encuentren bajo su guarda), responderá civilmente el progenitor que, en el momento de producirse el acto generado por su hijo menor se encuentre bajo su guarda.

Por último,  cabe plantearse  ¿si el seguro del hogar que tienes contratado responderá de los daños causados por tu hijo con su bicicleta?

Para poder responder afirmativamente a dicha pregunta, y con ello determinar, si se encuentra dentro de la cobertura del seguro que tienes contratado habrá que valorar la cláusula referida a la responsabilidad civil, personal y familiar fuera del ámbito del hogar.

Contacta con Antón Abogados, Llama  al 965 13 32 38 para que un abogado especialista pueda valorar todas las circunstancias que concurren en tu caso, y así, darte una respuesta acorde a tu problema.

 

En primer lugar, debes saber que la Ley Orgánica 1/1996 protege a los menores de la difusión de imágenes que puedan resultar perjudiciales para ellos.  Además, existen límites antes de compartir fotografías de los menores en las redes sociales, como así, ha reconocido el Tribunal Supremo, en la Sentencia de la Sala Primera de fecha 30 de junio de 2015, en virtud de la cual, ha establecido que:

“…para la difusión de cualquier imagen de los menores, ha de mediar siempre el consentimiento de los padres o representantes legales.”

Pero, es más, esta obligación afecta también a los propios progenitores, los cuales para poder publicar fotografías de sus hijos en las redes sociales o en cualquier otro medio, han de estar de acuerdo, pues forma parte de la PATRIA POTESTAD.

Sin embargo, es del todo sabido que, muchos progenitores separados o divorciados publican fotografías de sus hijos en las redes sociales sin tener en cuenta el consentimiento de su ex pareja.

        ¿Te encuentras en esta situación y no sabes qué hacer?

       ¿Ya le has pedido a tu ex pareja que no publique más fotografías de vuestro hijo en las redes sociales y no te hace caso?

Si te encuentras en esta situación,  debes tener en cuenta que, nuestra legislación protege a los menores y que existen varios procedimientos que permiten proteger, la imagen, el honor y la intimidad de tu hijo  como son  los expedientes previstos en la Ley de Jurisdicción Voluntaria, y  las distintas opciones que brindan los procedimientos de medidas provisionales o el procedimiento principal.

Podrás exigir la retirada de fotografías ya subidas de vuestro hijo, e incluso, solicitar que se prohíba a la otra parte publicar más imágenes. Como ves, hay muchas soluciones a tu problema.Ponte en contacto con Antón abogados y encuentra una solución personalizada.

Llama al 965 13 32 38 y pide una cita para obtener a tu disposición todo un equipo de profesionales especilistas en la materia.  No permitas que las fotografías de tus hijos se difundan de manera generalizada sin tu consentimiento.