El interés superior del menor debe ser objetivo fundamental en todos los procesos contenciosos de familia, pues en muchas ocasiones el interés de éstos se ve minorado por el de sus propios progenitores, resultando una mera instrumentalización al no respetarse la aplicación de todos los Derechos del niño.

Quizás, precisamente por ello, sería necesaria reforzar la figura de un defensor independiente a los progenitores y al Ministerio Fiscal, a fin de paliar la instrumentalización denunciada, así como la manipulación de los mismos, ya que debido al volumen de trabajo en los Juzgados y Fiscalía, en muchas ocasiones resulta muy complicada su defensa. Con ello, se evitaría así la vulneración del principio de lealtad de los menores frente a sus progenitores, que a día de hoy parece un principio olvidado por todos.

En sintonía con lo anterior, es importante recordar la Convención sobre los Derechos del niño, y en concreto el artículo 3, párrafo primero, así como  la observación 14 sobre el derecho del niño, aprobado en el año 2013, que puntualizan que «..el interés superior del menor sea una consideración primordial en todas las medidas o decisiones que le afecten, tanto en la esfera pública como en la privada…».

Por tanto, el fin del interés superior del niño es garantizarle el disfrute pleno y efectivo de todos los derechos, evaluándose los mismos adecuadamente en cada controversia donde se encuentre inmerso, ya que sólo así el interés superior del menor, se verá protegió y estará al margen de la controversia de sus progenitores, abuelos y demás allegados.

De lo contrario, la infracción o inaplicación del interés superior del menor será una constante en nuestro panorama jurídico ante los Tribunales, avalada en muchos supuestos, por la ausencia de rigor y aplicación indicada por el Comité, sin la garantía efectiva señalada y necesaria para proteger al menor.

Somos consciente de la dificultad que esta labor conlleva, y precisamente por ello, Antón Abogados, es y ha sido, especialmente activo en la defensa del interés de los menores en todas las áreas, y en especial en materias de custodia (ya sea ésta compartida o monoparental), así como en supuestos de violencia donde los menores se encuentran inmersos e, igualmente, en las relaciones tormentosas e impedidas con abuelos, familiares y allegados, pues los niños al igual que los adultos, son titulares de derechos, que deben constituir una consideración primordial, y en algunas controversias, la consideración principal.

Por lo que, Antón Abogados te invita a obtener y a luchar por una defensa basada en el máximo beneficio para los menores, ya que nuestro lema es no rendirse ante la instrumentalización de la justicia. Contacta con nosotros. Llama al 965 13 32 38.

Diariamente nos encontramos con actuaciones desafortunadas en los procesos judiciales, en los que gratuitamente se vierten manifestaciones injuriosas frente a las partes o terceros ajenos al proceso en cuestión.

Valiéndose para ello de la libertad de expresión, sin tener presente que, la  falta de respeto ante los ofendidos, menospreciando su imagen y su honor, no puede sustentarse en el artículo 20 de la Constitución Española, pues este Derecho Fundamental, no es un derecho ilimitado, ni  absoluto, ya que existen límites que han de cumplirse.

Antón Abogados se encuentra especializado en esta materia, por ello,  siempre que nos encontramos con vertidos de esta naturaleza,  llevamos a término  las acciones pertinentes para conseguir las rectificaciones precisas, en interés exclusivo de nuestros clientes. Llama al 965 13 32 38 y trata de poner límite a dichas conductas.